2 de octubre de 2010

Orroe, por Martín Herzog

Inicio un reto que desde hace tiempo me rondaba la cabeza, entrevistar a los bloggers y periodistas que cubren las diferentes categorías del motor. Quizá sea meterme en un berenjenal, pero creo que todos tenemos una pregunta para el redactor de esa entrada que estamos leyendo, una pregunta que muchas veces no tiene nada que ver con lo expresado en el texto del autor.

Y comienzo a lo grande, con uno de los considerados mejores bloggers de F1 de habla hispana. Estoy hablando de Jose A. Tellaetxe Isusi (Orroe), del blog Nürburgring.

- Martín Herzog (MH): Señor Orroe, ante todo quiero agradecerle su deferencia para con este humilde aficionado metido a redactor y ahora a entrevistador, pero he de avisarle que no es la primera entrevista que hago, aunque probablemente sí que sea la más difícil... y también la más fructífera ¿no me diga que no le da algo de miedo?

- José Tellaetxe (JT): En absoluto. Aunque no me gusta la lidia, he toreado en peores plazas, créame. Y desde luego el agradecido soy yo.

- MH: ¿Trata de intimidarme?

- JT: Nada más lejos de mi intención.

- MH: ¿Se considera un chicarrón del norte o simplemente un socialista recalcitrante, que desea que echen de una vez a Villadelprat de El País?

- JT: Me considero un tipo sencillo que tiene sólidas raíces pero que no siente miedo a cambiar de opinión. Dicho esto, sospecho que después de algo más de ochocientas entradas en Nürburgring, no es momento para intentar ocultar lo evidente: nací aquí arriba, en Portugalete, y la vida me ha llevado a volverme un poco más pragmático de lo que desearía; y no, no quiero que Joan pierda su trabajo en El País, lo que deseo es que sea un poco más serio escribiendo.

- MH: ¿Cree que Villadelprat no es coherente en sus textos? Quizá sea cuestión de gustos o verdades a medias, ya sabe, el vaso medio vacío o medio lleno.

- JT: Joan, por escribir donde escribe, tiene una responsabilidad ineludible de «informar», incluso en sus opiniones, a los lectores de El País. Es ahí donde no le veo demasiadas veces.

- MH: La siguiente pregunta me la podría hacer a mí mismo, pero ¿cómo lleva ser un señor ya entrado en años que comparte afición con una horda de jóvenes 20 o 30 años menores que usted? ¿no nota usted ese cambio generacional cuando habla de F1 con ellos?

- JT: Sufrí un momento de desconcierto, lo admito, pero una vez superado lo llevo estupendamente porque las aficiones no entienden de edades, gracias a Dios. Al hilo de esto que acabo de comentar, obviamente no doy importancia al cambio de perspectiva que ha impuesto en la F1 el paso del tiempo, es más, me gusta sumergirme en ella cuando me la ponen delante, ya que me sirve por un lado de refresco intelectual, y por otro me evita enmohecerme en la zanja de la tradición por la tradición.

- MH: Sabe usted que le profeso gran y sincera admiración, pues le considero el mejor blogger que existe en F1, pero también es conocedor de que también soy crítico con su trabajo ¿ser un maestro en dar veinte vueltas para decir una sola cosa es su forma de manifestar o es simplemente el secreto adiestrado de su poco común actualización (casi diaria) de entradas?

- JT: Tengo que decirle que no me lee adecuadamente, Sr. Herzog, pues mis textos admiten diferentes niveles de lectura. Hace no mucho alguien me preguntaba por qué ponía títulos tan extraños a mis entradas, y contesté que «escribo» sobre F1. Ése y no otro es mi secreto: hago literatura con nuestro deporte de trasfondo. Y como el tema da para mucho, no me resulta complicado escribir casi a diario.

- MH: Leerle adecuadamente ¿significa que uno tiene que enredarse durante 100 líneas para sacar una sola idea? No me negará usted, Don José, que de sus textos sólo se puede sacar un sólo concepto, no dejando "jugar" a la mente del lector: es o sí o sí. Ya sé que usted nunca pretendió serlo pero ¿qué opina de algunos gurús que afloran por este mundillo de la información de F1?

- JT: No, no me lee adecuadamente, porque si sólo es capaz de sacar una idea es que no lo hace usted bien. Mire para cuánto dan mis textos a tenor de lo que entresacan de ellos mis otros lectores...

No, nunca he pretendido ejercer de gurú, y sinceramente no me preocupa en absoluto la actitud que adoptan otros, aunque si puedo hincar el diente a sus argumentos y máximas, lo hago, como bien sabe.

- MH: Hablemos de F1, pero no crea que le voy a interrogar sobre su devoción por Fernando Alonso, permítame preguntarle por el año 2011 ¿cuál cree que será la resaca que afecte de forma positiva o atenace inmisericorde a los grandes equipos, como Red Bull, Ferrari o McLaren? Por supuesto, independientemente del resultado obtenido en el presente campeonato.

- JT: Ya le contesto yo. Como todo aficionado que se precie de serlo, yo también establezco con mis iconos deportivos ciertos vínculos que la psicología explica de manera convincente, pero cuyo desgrane aquí nos ocuparía demasiado espacio. En este orden de cosas, Alonso, como personalidad deportiva me satisface sin que me haya tenido que volver ciego, de aquí que niegue mi supuesta actitud devota hacia él, pues sus éxitos, logros y estadísticas, hablan por sí mismos, y lo extraño resulta que exista quien todavía se empeñe en negarlos.

En cuanto a la pregunta, debo decir que el modelo de negocio imperante tiene a todos los intervinientes bien cogidos por aquel sitio, de manera que hacer prospecciones en base a cómo se comportan en la actualidad las escuderías que me ha citado, amén de harto difícil sería un acto de funambulismo sin red al que sencillamente no me atrevo. De todas formas, sí puedo asegurar que el año que viene andaremos entretenidos con idénticas o parecidas cosas que las sufridas esta temporada, y para colmo con similares protagonistas.

- MH: No me esquive, Sr. Tellaetxe. Estoy hablando sobre métodos de trabajo en las grandes escuderías, su formas de afrontar la temporada y, en definitiva, si existe en las personas un espíritu ganador como semilla.

- JT: Pues no se ha explicado usted bien, y se lo digo con la mano en el corazón. Aclarada la pregunta, como ha ocurrido siempre en la F1, los equipos tienden a asimilar los mejores métodos de trabajo para aplicarlos. Dicho esto, en McLaren y Ferrari resulta evidente que existe ese espíritu ganador que alude, y que tanto una como otra sortean sus propios problemas como mejor pueden. En el caso de Red Bull, me temo la de esta sesión puede ser la última oportunidad de sumarse al carro de los éxitos... De todas formas, ante un futuro cercano sigo pensando que no van a haber muchas diferencias. La italiana y la británica seguirán tratando de darse caza, y la austriaca, como acabo de decir, puede ser superada por otros equipos porque carece de la tradición necesaria y a mi modo de ver no están resolviendo sus problemas internos como deberían.

- MH: El asunto de los nuevos neumáticos es una de las pocas cosas en la que coincidimos usted y yo, pues varias veces hemos escrito sobre la deriva a la que Bridgestone se ha sometido voluntariamente ¿cuál va a ser el aporte al espectáculo de Pirelli?

- JT: Soy escéptico en este asunto. Vamos, que Pirelli no creo que vaya a resultar muy diferente a Bridgestone. Tal vez cumpla mejor su contrato (sería deseable), pero en líneas generales los «proveedores únicos» no suelen resultar muy diferentes unos de otros.

- MH: Sobre la hipotética vuelta de Flavio Briatore a la F1, esta vez en Ferrari ¿usted se lo cree? Piensa que de ser cierto ¿podría ser beneficioso para la Scuderia?

- JT: Flavio me gusta como director deportivo aunque sigo sin sentir ganas de hacer negocios con él. Dicho esto, no pienso que pueda integrarse en Ferrari para quitarle el puesto a Don Stefano, sino más bien para complementarlo. En todo caso, si Briatore terminara por desembarcar en la de Maranello, creo que sería beneficioso para la estructura de la casa italiana, demasiado adormecida desde que se marchó Jean Todt, y por tanto muy necesitada de algún que otro revulsivo.

- MH: ¿Complementar a Domenicalli? ¿No sería más apropiado "hacerle todo el trabajo"? ¿Cree usted que Stefano es un Team Principal a la altura de lo que se requiere en Maranello o, simplemente es un Team Principal modelado por Montezemolo a su antojo?

- JT: Domenicali me está sorprendiendo a pesar de que no me guste su forma de enfocar las cosas. Al hilo de esto, sería un despropósito cambiarlo por Flavio, pues tal circunstancia supondría un periodo de incertidumbre en un equipo que ha demostrado saber levantar la cabeza bajo su mando. En todo caso sería una pérdida de tiempo. Y sinceramente se lo digo: no creo que Don Luca haga otra cosa que levantar la voz para exigir resultados.

- MH: ¿No cree usted que la conjunción Botín-Alonso-Ferrari- Briatore, por este orden, podría ser hasta nociva para la F1, encontrándose el resto del paddock siempre con la cabeza vuelta hacia los de Maranello y con la impresión de que lo que se viste de rojo es como los antiguos "grises", que una vez daban y otra no, pero siempre eran la autoridad? Cuantifíqueme lo perjudicial que sería para la F1 dicha autoridad subyacente.

- JT: Si tengo que serle sincero, a su ecuación le sobran dos nombres, el del piloto y el del ex de Renault. Hecha la limpia, en el binomio que queda no veo nada nocivo que no hayamos visto antes o en otros equipos. Como bien sabrá, Sr. Herzog, no me gustan este tipo de alianzas «mercantiles», pero ni en este caso ni en ningún otro, como tampoco me gusta nada que el dinero de bancos y aseguradoras, o de corporaciones, ande materializando las expectativas de las escuderías. Obviamente detrás de todo ello ha andado y sigue andando la sombra de Ecclestone y su modelo de negocio, de manera que me temo que sólo nos queda aceptarlo, sin dejar por ello de denunciarlo... Y en ello estamos, porque a la vista está que el actual estado de cosas satisface a muy pocos.

- MH: ¿De veras cree usted que si Alonso desapareciese de Ferrari, el Banco de Santander seguiría más de un año en la Scuderia? Ya vimos lo que sucedió con McLaren y el patrocinio del Santander.

- JT: Estoy seguro de que El Santander seguiría con La Scuderia, su entente es económica, de imagen, y poco o nada tiene que ver nuestro asturiano en ella salvo porque es el mejor piloto de la parrilla.

- MH: Miremos ahora hacia su blog, Nürburgring. Se ha hecho usted con una de las parroquias más fieles de todos los blogs de F1, que aumenta día a día, y le halaga sin cesar ¿no cree usted que el halago le puede debilitar, taponando sus sentidos y no dejándole entrever alguna otra verdad que no sea la suya?

- JT: Ése es el reto: seguir teniendo los ojos bien abiertos.

Sin caer en pecado de soberbia, creo que puedo decir que yo como anfitrión y desde luego la gente que participa en el blog, hemos resuelto la papeleta con sobresaliente, pues ha habido y sigue habiendo interesantes muestras de que sabemos aceptar otras verdades diferentes a las nuestras.

- MH: Como ñu de larga melena que soy, siempre miro detrás del montón de pasto para encontrar al león ¿no cree usted que alinearse (estuve a punto de decir alienarse) de manera excesiva con algunos forofismos que imperan en ciertas personas en su blog le puede hacer perder su crédito en un futuro?

- JT: Debo decirle que la camaradería no puede ser nunca considerada alineación. Ahora bien, Internet tiene sus cosas, y una de las más peligrosas estriba en lo complicado que resulta percibir que en una discusión hay más lugares de encuentro que de desencuentro.

Dicho esto, debo confesarle que mi camaradería con «algunos forofismos» ha surgido precisamente desde la discusión y el enfrentamiento de posiciones, un debate sano entre diferentes que le recomiendo encarecidamente que practique, Sr. Herzog, para no ver tanto león suelto como comenta, y es que el forofismo es siempre un camino de ida y vuelta en el que no están señaladas las calles.

Y en lo referente al crédito... ¿Qué crédito puede perder «un tipo sencillo que tiene sólidas raíces pero que no siente miedo a cambiar de opinión»?

- MH: Difiero de su concepto de forofismo, pues no creo que haya una vuelta para ese camino, más bien pienso que el camino del forofismo se corta abruptamente, y rara vez se regresa por el camino andado ¿De veras no siente usted temor a cambiar su opinión o se trata de sugestionar alimentando verdades relativas?

- JT: Veo que no me he explicado bien. Me refería a que tan forofo puede ser quien defiende como quien critica, y que las lindes entre uno y otro a veces no están tan claras como les gustaría a los que no se sienten forofos pero se comportan como tales.

- MH.: Recuerdo exactamente cómo llegué por primera vez a su blog, con su excelente artículo "C´est la vie, Sebastien", que he leído y releído muchas veces. Una delicia. Pero parece ser que su carilla de niño bueno (la de usted, no piense en Sebastien Bourdais) ha desaparecido con el paso del tiempo, sobre todo, desde que Alonso está en Ferrari, con presión, convirtiéndose usted en un jabalí colmilludo al que es mejor acercarse de muy buen humor con un manojo de hierba en la mano ¿siente usted esa presión que sortea Alonso como suya propia?

- JT: Para su tranquilidad le confieso que siempre he sido el mismo jabalí colmilludo, aunque puede que tenga usted razón en que este año he enseñado más los dientes, pero no ha sido por Fernando ni porque haya aterrizado en Ferrari, sino más bien porque con el incremento de lectores ha habido quien se ha sentido tentado de enrarecer el ambiente, cosa que no he permitido. De todas formas, le animo a que intente volver de nuevo sin manojo de hierba, a lo mejor descubre que todo es tan sencillo como elegir los comentarios a los que uno quiere contestar, dejando de lado aquellos un poco más ásperos.

Y no, rotundamente no. No siento la presión que sufre Alonso como mía, aunque he notado que los esfuerzos desde el forofismo ajeno, por duplicarla o triplicarla, han crecido exponencialmente desde que está en Maranello.

- MH: "Elegir los comentarios a los que uno quiere contestar"... ¿no es un blog una plataforma en la que se trata de asegurar el diálogo entre quien escribe el texto y sus lectores, da igual si le llevan o no la contraria?

- JT: A mi modo de ver, un blog es un lugar abierto donde el anfitrión propone un tema para que sea discutido por sus lectores. Una vez la entrada ha sido publicada, el anfitrión también puede ejercer de lector para defender su opinión, de manera que entre todos los participantes se construye un escenario de diálogo en el cual cada uno es libre de participar o no, en el que se dan inevitables alineamientos por simple coincidencia de pareceres, o discusiones cuando los argumentos esbozados por unos o por otros no son lo suficientemente solventes.

¿Asegurar el diálogo? No creo en la censura ni en la supervisión, y créame que no me siento orgulloso de las pocas veces en que he tenido que intervenir para imporner un poco de calma. Lo que me gusta es convencer, a ser posible con datos y con argumentos, y debo estar haciéndolo bien porque la parroquia de Nürburgring es bastante sana y adulta, y las conversaciones que surgen en su seno tienen una madurez que para sí quisieran otros sitios.

- MH: ¿Cuánto daño le ha hecho Prostvuelve?

- JT: Ninguno. Actitudes como las mostradas por él son habituales en otros ámbitos de Internet de los que también he salido ileso. Ahora bien, en lo personal le echo de menos porque era un caudal de conocimiento con quien tuve la fortuna de compartir largos y provechosos momentos en Nürburgring, de los que siempre aprendí algo.

- MH: ¿Qué ocurrió exactamente? ¿Por qué perdimos a alguien que era un gran conocedor y divulgador de la cultura automovilista?

- JT: Pregúnteselo a él.

- MH: ¿Podemos hablar de Antonio Lobato? Sí, ya sé que no está aquí para defenderse, pero no le atacaré, pues me precio de ser admirador suyo y de sus formas. Me divierto muchísimo con su forma de narrar las carreras (aunque no comparta ni una palabra de sus opiniones)... ¿cómo cree usted que afecta a Fernando Alonso una defensa tan descarada de todo lo que hace el asturiano, sea bueno o malo?

- JT: Claro que podemos, y coincido con usted en que tanto «cariño» es contraproducente, y la causa de que haya tanto aficionado que se niegue a ver lo evidente. Como bien sabe, hay amores que matan, Sr. Herzog.

- MH: ¿Qué es lo evidente?

- JT: Que Fernando Alonso es el mejor piloto del momento, y no lo digo yo, hace bien poco lo han afirmado así sus propios compañeros de parrilla.

- MH: ¿Cuál sería su carta a un "antialonsista"?

- JT: Breve: Amigo, cambiale de nombre, por otro británico a ser posible. Y ahora repasa su historia deportiva, comparándola con la de otros pilotos de su misma generación. Te sorprenderá lo que vas a descubrir.

- MH: ¿Y a un alonsista? Sin forofismos, por favor, que no tomé la pastilla esta mañana.

- JT: También breve: Amigo, Fernando es de carne y hueso, tiene días buenos y malos, y le pasan cosas chungas y hermosas que afectan a su trabajo, como le ocurre al resto de seres humanos.

- MH: No empiece a divagar ahora, que ya casi terminamos.

- JT: No divago, ya le comentaba al principio que no me he vuelto ciego por ser seguidor de Fernando Alonso, y me gustaría que los demás aficionados tuvieran en cuenta que la ceguera es mala.

- MH: Personalmente estaría encantado en que usted siguiese escribiendo sobre la F1 siempre ¿Cuánto tiempo le queda a Nürburgring?

- JT: De momento su esperanza no corre ningún riesgo, es cuanto puedo decirle, porque con esto uno nunca sabe.

- MH: ¡Adelante pues! Muchas gracias, Sr. Tellaetxe, ha sido un verdadero placer poder charlar con usted y créame, que como dije al principio, fue la entrevista más fructífera que he hecho. Saqué muy buenas enseñanzas, aunque a veces noté el filo de su cuchillo rozándome los riñones.

- JT: Gracias a usted, Sr. Herzog, pero no era el cuchillo, sino mi colmillo izquierdo, que siempre va un poco a su bola ;)


14 comentarios:

  1. Estimado Sr. Herzog,
    Muy interesante la entrevista que le ha hecho al Sr. Orroe. Pero en algunas preguntas le he notado un pelín descortés, y hay que alabar la labor que hace José, ya que en ningún momento destila forofismo talibán, y suele ser bastante coherente con sus postulados. Lo que es un gran logro para los tiempos que corren.

    ResponderEliminar
  2. Que crack José, toda una inspiración para muchos a la hora de escribir.
    Si bien en parte tiene razón el Primo, yo le apretado un poco más las tuercas, ¡¡eso vende más!!

    ResponderEliminar
  3. Se nota que es por la mañana y no he desayunado, que me como las palabras. "...le habría apretado..."

    ResponderEliminar
  4. Estimado Andrés,
    Por la mañana son las seis o siete. En estos momentos ya hemos pasado el mediodía
    ¡Menos samba nocturna y más trabajar diurno! ¿Te suena?

    ResponderEliminar
  5. Hahaha, a las seis estaba yo... en fin. En mi defensa, Martín dice que escribo mejor cuando vuelvo de fiesta y lo de anoche era un compromiso.
    Me suena, Google mediante: http://www.youtube.com/watch?v=UukbFeJv8Os

    ResponderEliminar
  6. Orroe fué mi revelación cuando estaba hace unos dos años a abandonar la blogosfera. tiene una increíble capacidad de ser transparente, como si hubiera nacido en medio de uno de esos ecosistemas que pululan en cavernas prehistóricas. y claramente habla de sí mismo, a través del universo de la F1.

    El problema suyo es que la literatura (somos un género!) es un arte linear, y sus ideas son ora elípticas, ora fractales. entonces si fuera escultor o músico, entenderíamos mejor el trayecto de sus catarsis.

    ResponderEliminar
  7. Querido Primo: Si he sido descortés con Orroe, lo siento en el alma y le pido mil disculpas, pues realmente no ha sido mi intención. Era una entrevista difícil, con una pasión común, pero con muchos puntos de desencuentro entre entrevistado y entrevistador. Y digo difícil, si, para ambos, pues Orroe es el vigente campeón del mundo que va a jugar a campo de un equipo modesto.

    Por ello, Orroe tenía que sufrir las embestidas (creedme que he tratado de ser incisivo, pero nunca traté de ser descortés) del equipo pequeño, pero yo tenía el riesgo de que la genialidad del campeón hiciese marcar dos goles en los primeros cinco minutos y quedarnos así sin partido, perdón por el simil futbolero ;)

    Una aclaración. Cuando dije "¿ser un maestro en dar veinte vueltas para decir una sola cosa es su forma de manifestar o es simplemente el secreto adiestrado de su poco común actualización (casi diaria) de entradas?" no quise menospreciar ni el impecable estilo ni el contenido de lo que escribe Orroe, es más, me admira un tipo como Joé, que piensa en que Di Grassi tiene jaqueca, y se puede marcar una impecable entrada sobre el banal tema adornándola de forma muy literaria.

    En definitiva, expresé mi admiración por Orroe y la mantango, pero la entrevista iba a tener su sazón, y de seguro que a Orroe (como a mí mismo) le gusta que le aprieten un poco las clavijas.

    Luis: Problemas para insertar correctamente la nueva plantilla de Zeptem, me han hecho acostarme a las 3 de la madrugada, y sinceramente (después de leer varias veces tu comentario), me siento incapaz de saber qué carajo quieres decir ;)

    Un abrazo

    saludos

    ResponderEliminar
  8. A las buenas a todos ;)

    Martín ;) No mientas, joío :P Nos lo pasamos de traca y se nota en cada línea de la entrevista que ambos sabemos escribir a diferentes alturas XDDDDDD Y como en el caso de lo de gurú, lo de vigente campeón mundial también me viene grande aunque si es el caso, en justicia debo repartir ese mérito entre los que me aprietan y me jalean, desde Tadeo a Concha, pasando por Pirat, Yei, Interlagos, Interdomin, Cavallino, David, Mai, Pro Magic, J-Car, y tantos y tantos que no me caben pero entre los que también os sitúo: Drew, Primo, Sergio, Luis, Primo, tú mismo ;)

    Y es que esto es cosa de equipo, como la F1, y donde esté un ingeniero que te dice a la cara que no le gusta como lo haces, que se quite lo políticamente correcto XDDDDDDDDD

    Ha sido un enorme placer haber sido invitado a Zeptem, y haber sido tentado (de tienta), pero advierto que seguiré poniéndolo difícil, porque me queda cuerda para rato ;)

    Os mando un abrazote enorme a todos, y sinceramente ;) Y deseo que dentro de un par de años podamos seguir leyéndonos o entrevistándonos.

    Hecha la apertura, paso a contestaros uno por uno ;)

    Primo de Anónimo ;) Nada de descortesía, apalabramos la dureza del enfrentamiento y como he dicho a Martín, lo pasé pipa XDDDD Pero gracias de todas formas por destacar que ante todo pretendo ser honesto ;)

    Drew ;) Acabo de terminar de contestar otra entrevista para El Opinómetro, ésta sobre Juegos de Rol, y en ella sí que me han apretado de veras XDDDDDD Pero ya habrá tiempo para otra tentativa XDDDD

    Luis ;) Pues me alegro de que no abandonaras la blogosfera gracias a mí, porque mira tú por donde, siempre busco un ratito para reírme o pensar a fondo con tus aceradas entradas aquí o en tu blog. Las gracias te las doy yo ;)

    Bueno, no me alargo :P

    Nos vemos ;)

    Jose

    ResponderEliminar
  9. Pluralidad se llama, Orroe, y que nunca nos falte, porque cuando todo el mundo se pase a mi bando, será tremendamente aburrido, y no me quedará más remedio que volver al bando contrario...

    Como esto de las entrevistas es muy flexible, otro día, si no tienes inconveniente, nos echamos otra ;)

    Fue didáctico y divertido

    saludos

    ResponderEliminar
  10. ¡Plas!, ¡Plas!, ¡Plas!, ¡Plas!, ¡Plas!
    Mis felicitaciones. Me desboino por los dos. Han quedado recogidas en la entrevista interesantes fotos con los perfiles de ambos contendientes en este partido de tenis con bolas de nitroglicerina.
    Martín. Solo comentarle el: “me siento incapaz de saber qué carajo quieres decir ;)” que contestas a F-1 A.L.C. pues creo que trataba de darle alguna clave sobre el como leer “adecuadamente” que aparece en varios momentos de la entrevista. Aunque la literatura es un arte monofónico y monodimensional no hay que olvidar que Orroe es dibujante y sus textos son bidimensionales (o “admiten diferentes niveles de lectura”). No hay que leerle solo con el hemisferio izquierdo. Si en una primera lectura no lo pilla, o solo pilla una sola idea que da vueltas, vuelva a leerlo pero media hora después, espere que cambie la dominancia cerebral al hemisferio derecho y trate de verlo en perspectiva. Yo a veces he tenido que hacerlo. Echo de menos sus comentarios en la parte polifónica de Nürburgring, creo que algunas trifulcas son debidas más a su forma de leerlo que a las diferencias de opinión.
    José. Ilusionado por la honorable mención y la estima en que tiene mis chorradillas. Ojalá dispusiera de más tiempo para aportar mi voz al coro, pero tras la última “optimización de capital humano”… aún no he visto la de Suzuka y la de Monza no la vi hasta el jueves, tras comerme hasta los nudillos. Un abrazote.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena la entrevista, y me siento muy identificado con el entrevistador, tambien soy un asiduo visitante de nurburgring, y un gran admirador de Orroe, pero a veces paso de comentar para no terminar discutiendo. El asunto es que él lo hace tan bien y es tal placer leerlo que a veces uno se olvida de que es un blog de opinión y no tiene por que ser imparcial u objetivo, que por cierto nunca lo es.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. JCAR: Gracias por tus comentarios. Me paso muy a menudo por el blog de Orroe, aunque me cuido muy mucho de contestar para no alterar a algunos. Bastante tengo con lo mío ;) Pero sí, de vez en cuando no puedo soportar el dolor y me meto en faena.

    Anónimo: Gracias por tus palabras. Das en el clavo en todas y cada una de tus letras.

    Gracias por vuestros comentarios

    saludos

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por la entrevista. Muy esclarecedora en cuanto al enrevistado y al entrevistador.
    Sólo matizar que Nurburgring no me parece en absoluto un blog de opinión. Al menos, no más que esta misma casa o tantas otras bitácoras de fórmula uno, donde la información y la objetividad a veces de matiza con la percepción personal (excelente e incisiva en Orroe).
    Me extraña que el anónimo anterior tenga precaución a comentar en Nurburgring por no discutir. Tanto en esa casa -como en ésta misma- comento a menudo y nunca he visto más que buena "higiene mental" y "discusiones" enriquecedoras.
    La pedagogía de Orroe, sus visiones técnicas y humanas de la F1 y sus "predicciones" sobre los acontecimientos son dignas de leer.
    Felicidades de nuevo a ambos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  14. A ver, Anónimo. Entonces, si dices que en el blog de Orroe lo que se dice es subjetivo ¿por qué mantienes que es un blog de información?

    ResponderEliminar